EL SPAGHETTI WESTERN MÁS ALLÁ DE LEONE. 10 TÍTULOS.

A principios de los 60 el cine europeo, principalmente  España, Italia y Alemania, empezó a producir sus propios westerns inspirados en los clásicos norteamericanos. Se trataban de copias baratas donde incluso se americanizaban los nombres de los actores para dar gato por liebre a los espectadores europeos amantes del western norteamericano que eran legión. Estos westerns europeos seguían los cánones de los grandes maestros norteamericanos instaurando una serie B de bajo presupuesto, poco talento en la mayoría de los casos y pasto de las dobles sesiones de los cines de barrio de la época.

Sin embargo en 1964 con el estreno de Por un puñado de dólares de Sergio Leone el western europeo dio un giro de 360 grados.Leone revolucionó un género que estaba agónico en USA,  desmitificando el clasicismo norteamericano y despojándolo de los valores y la ética fordiana a base de una exacerbada violencia, una composición de personajes desagradables movidos por la avaricia,  revolucionarios primeros planos, ralentización del tempo y  un sorprendente  protagonismo de la música. Fundamental el papel de Morricone en este género.

Por un puñado de dólares. El nacimiento del Spaghetti Western

A partir de 1964 el western europeo ya era un ente propio, no miraba a Hollywood sino que seguía las pautas con mayor o peor fortuna que marcaba Leone y el ya instaurado “Spaghetti Western”. Se produjeron en la década delos 60 y 70 más de 500 films, la mayoría deplorables, aunque hoy en día gracias a directores como Sergio Collina, Sergio Corbucci, Ferdinando Baldi, Tonino Valerii, Duccio Tesari o Giulio Petroni, que aún siguiendo la estela de Leone propusieron una vista personal al género,  podemos rescatar una treintena de films bastante apreciables y que pueden hacernos pasar un rato agradable en el sofá de casa. De hecho a parte de los 5 de Leone (Por un puñado de dólares, la muerte tenía un precio, El bueno, el feo y el malo, Agáchate maldito y Hasta que llegó su hora) podemos considerar películas como El gran silencio, De hombre a hombre o El día de la ira westerns muy apreciables y dignos de pertenecer a la lista de mejores westerns de los últimos 40 años.

El listón de calidad del Spaghetti Western que cada uno lo ponga donde le parezca, lo que es indudable es que su aparición resucitó un género en decadencia y también es innegable su posterior influencia en el western norteamericano donde películas como El jinete pálido de Clint Eastwood, Rápida y mortal de Sam Raimi o Django desencadenado beben de este denostado género.

Me ha costado componer esta lista de 10 películas que excluye las sobadísimas 5 obras de Leone pero aquí está por orden cronológico los 10 Spaghetti Western de los principales directores que vivieron a la sombra del Maestro pero intentaron dignificar un género vilipendiado.

1. ANTES LLEGA LA MUERTE  (1964) de Joaquín Romero Marchent con Paul Piaget, Claudio Undari y Fernando Sancho. Música de Riz Ortolani

El madrileño Joaquín Romero Marchent es uno de los padres del western europeo, empezó a rodar westerns a finales de los 50 y fue el pionero en convertir Almería en Arizona. Antes llega la muerte es anterior a Por un puñado de dólares y por lo tanto no tiene ninguna influencia ni rasgo del spaghetti western, es un film rodado al estilo clásico norteamericano.  Un excelente western con una idea argumental interesante y original, muy bien interpretado con un reparto coral y  un excelente final.  Del injustamente olvidado director podemos destacar también El sabor de la venganza (1963)

Antes llega la muerte

2. YO SOY LA REVOLUCIÓN (El Chuncho, quien sabe?, 1966) de Damiano Damiani. Con Gian Maria Volonté, Klaus Kinski y Lou Castel. Música de Luis Enríquez Bacalov

Estimable western del polémico Damiano Damiani que muestra una de las características propias del spaghetti western, la vertiente política desde el punto de vista izquierdista que directores como Sollima o Corbucci también se preocuparon en mostrar. Ambientada en la revolución mexicana, gran interpretación de Gian Maria Volonté como Chucho, uno de los más simpáticos personajes que crearía el spaghetti western. Hay quien se atreve a decir que este film fue el preludio de Grupo Salvaje aunque no nos extrañaría a  muchos que Peckinpah se pasara las noches viendo spaghetti westerns.

Yo soy la revolución llamada en USA A Bullet for the General

Yo soy la revolución llamada en USA A Bullet for the General

3. DJANGO (1966) de Sergio Corbucci. Con Franco Nero, Loredana Nusciak y José Bodalo. Musica de Luis Enriquez Bacalov

Sergio Corbucci, el “otro Sergio”, encumbrado ahora por Mr.Tarantino, murió en Roma en 1990 siendo considerado un director de segunda fila, artesano de peplums, westerns y comedias de Celentano o Terence Hill y Bud Spencer. Ironías de la vida,  se está convirtiendo en un director de culto.

Supo diferenciarse de Leone multiplicando la violencia (muchos de sus films fueron prohibidos en su momento) y añadiendo dosis de reclamo político-social. Vale la pena repasar su filmografía de los 60 con westerns como Minesotta Ray (1965), Joe el Implacable (1967), Los despiadados (1967) (Estos dos últimos están en la lista de los 10 mejores westerns según Tarantino), Salario para matar (1968) y Los Compañeros (1970). Mención aparte es El gran Silencio  que la analizamos más abajo.

Django encumbró a Franco Nero en un papel inspirado en el El hombre sin nombre de Eastwood y desató a uno de los personajes (en el spaghetti western los personajes son como en los cómics, siempre hay más aventuras que contar) más prolijos: Django. El tema llegó hasta a un Django desafía a Sartana (1970) en un enfrentamiento tipo Alien contra Predator con otro de los personajes más dilatados del SW, Sartana.

Django

4. EL DÍA DE LA IRA. (I Giorni dell’ira, 1967) de Tonino Valerii. Con Giulano Gemma, Lee Van Cleef e Ivonne Sanson. Música de Riz Ortolani.

Uno de los mejores SW según mi opinión, curioso porque se basa en clichés del cine americano clásico y no cae en la copia descarada de los westerns de Sergio Leone. Magnífico duo de protagonistas, Lee Van Cleef, en el papel de “maestro” pistolero del joven aprendiz (Giulano Gemma ). Reflexión sobre el poder, contiene uno de los mejores duelos finales del western europeo. Imprescindible.

De Tonino Valerii, ayudante de dirección de Leone, también podéis ver la entretenida Una razón para vivir y una para morir (1972) una revisión de Doce del Patíbulo en el Oeste con Telly Savalas, James Coburn y Bud Spencer.

el dia de la ira

5.  DE HOMBRE A HOMBRE. (Da uomo a uomo, 1967) de Giulio Petroni. Con Lee Van Cleef y John Philip Law. Música de Ennio Morricone.

La venganza es el MacGuffin del SW, si os fijáis la mayoría de ellos se basan en una venganza. Esta historia de venganza es de las mejores que se rodaron en Almería y uno de los SW más fieles a la trilogía de Leone, claramente inspirada en La muerte tenía un precio, Lee Van Cleef calca su papel de Coronel y la lástima es que John Philip Law no sea Clint Eastwood porque las melodías de Morricone y el bueno de Lee se merecían un compañero de fatigas a la altura.

De Giulio Petroni a destacar también Tepepa, Viva la revolución (1968) con Tomás Milián y ¡Orson Welles!

De_hombre_a_hombre-162834520-large

6. LOS PROFESIONALES DEL ORO (Ognuno per sé, 1968) de Giorgio Capitani. Con Van Heflin, Gilber Roland, Klaus Kinski y George Hilton. Música de Ennio Morricone.

Interesante, original y curioso SW que plantea una variación de El tesoro de Sierra Madre, muy bien interpretada con un soberbio Van Heflin y una pareja homosexual formada por Kinski y Hilton  (sí Ang Lee, ya se había tratado la homosexualidad en el western europeo).

Película de relación de personajes muy bien descritas por Capitani, se trata de un film a caballo entre el cine de aventuras y el western con más influencias de John Huston o Anthony Mann que de Leone. Muy recomendable y reivindicable.

los profesionales del oro

7. EL GRAN SILENCIO (Il Grande silenzio, 1968de Sergio Corbucci. Con  Jean Louis Trintignant y Klaus Kisnki. Música de Ennio Morricone.

La obra maestra de Sergio Corbucci y según los puristas-enfermos del SW al nivel de los westerns de Leone. Tan violenta o más que Django, con la particularidad de ver un western en la nieve, El gran Silencio es un SW duro, sin concesiones al humor cutre que nos tiene acostumbrados el SW. Trintignant compone uno de los más memorables personajes del western europeo, Silenzio, un cazador de recompensas a lo Robin Hood  enfrentado con otro cazador muy malo, malísimo, Kinski en un papel de psicópata que le encanta. En definitiva un SW que no os debéis perder con un final que es una patada en los testículos a  casi 100 años de historia del western.

el gran silencio

8. CARA A CARA (Faccia a faccia, 1968) de Sergio Sollima. Con Gian María Volonté, Tomás Milián y William Berger. Música de Ennio Morricone.

Sergio Sollima, el tercer “Sergio”,  también tiene una trilogía de lo más interesante, la estupenda El halcón y la presa (1966), Cara a cara (1968) y Corre Cuchillo, corre (1969). Sollima que será siempre recordado por la gran serie televisiva Sandokan, solo rodó estos tres westerns, suficiente para que su nombre figure con letras de oro en el spaguetti western. Si bien la influencia de Leone es clara supo dotar a sus personajes de una profundidad psicológica nunca vista en el western europeo.

Cara a cara con guión de Sergio Donati (Hasta que llegó su hora, Agáchate maldito) tiene un excelente planteamiento y un ritmo endiablado amén de una de las mejores interpretaciones de Gian María Volonté. Extraordinaria película que muestra una reflexión sobre la violencia y el poder de ejercitarla. Magnífica BS de Ennio Morricone.

cara a cara

9. LOS COMPAÑEROS (Vamos a matar, compañeros, 1970) de Sergio Corbucci. Con Franco Nero, Tomás Milián, Jack Palance y Fernando Rey

Revisión de Salario para Matar (1968),  anterior película de Corbucci también ambientada en la revolución mexicana,  con resultados más óptimos gracias un ritmo desenfrenado que la sitúa más cerca del cine de aventuras o acción que del propio western. Me sobra como en todo spaghetti western ese humor zafio, simplón, que llegó a adueñarse del género hasta hacerlo desaparecer. Sin embargo las caracterizaciones de Franco Nero como un mercenario sueco que quiere hacerse de oro con la revolución, el malvado Jack Palance que se pasa la peli fumando maría,  el siempre correcto Fernando Rey y un menos histrionico de lo que nos tiene habituados Tomás Milián componen uno de los elencos de personajes más conseguidos del SW.  Muy entretenida. Mención especial a la BS de Morricone.

compañeros

10. MI NOMBRE ES NINGUNO (Il Mio Nome è Nessuno, 1973) de Tonino Valerii ( y Sergio Leone no acreditado). Con Henry Fonda, Terence Hill y Jean Martin. Música de Ennio Morricone.

Henry Fonda interpreta a un veterano y legendario pistolero que ansía retirarse, Terence Hill es un joven que lo admira e intenta emularlo.  Western de dos caras, una excelente, toda la parte e historia protagonizada por Henry Fonda al nivel del mejor Sergio Leone y otra cara que es basura putrefacta con un Terence Hill haciendo el mono y el penoso papel de Le llamaban Trinidad.

Esta décima y última película de la lista es el fiel reflejo de lo que se convirtió el SW: de intentar emular a los clásicos norteamericanos y seguir la estela de Sergio Leone hasta caer en la burda comedia para subnormales. De Henry Fonda a Terence Hill.

Dicen que Sergio Leone se vio obligado a hacerse cargo de este proyecto cuando ya solo pensaba en Erase una vez en América y no quería saber ya nada del western, sea como fuere es sabido que codirigió el film  pero no se le atribuyen los méritos de la película sino más bien todo lo contrario, se la cargó introduciendo las ridículas escenas cómicas para que lo dejaran en paz de una vez. Tal vez una leyenda urbana.

Una lástima ya que la historia, Henry Fonda y Tonino Valerii (un buen director) no se lo merecían. Con todo, queda como un estimable western con momentos y escenas memorables y con además un excelente final.

Il-mio-nome-Nessuno-24cf8435

He confeccionado esta lista intentando que los principales directores de este género estuvieran representados, como todas las listas es injusta con según que títulos, igualmente además de las seleccionadas y las mencionadas me gustaría destacar otros SW como El precio de un hombre (Eugenio Martín, 1966), Adiós, Texas (1966) y El clan de los ahorcados (1967) de Ferdinando Baldi, Oro maldito (Giulio Questi, 1967), Oro sangriento (Gianfranco Parolini, 1970) o Keoma (Enzo G. Castellari, 1976) y además espero que me recomendéis algún titulo que todavía no haya visto para esas tardes de sábado en que apetece más un spaghetti western que un Bergman.

Anuncios

Acerca de Santi Fernández

Sfernandez7@Gmail.com

  1. Anónimo

    Después de ke fuéramos a ver Django, estuve revisando,algunos westerns……
    Un día lluvioso, mi padre,sacó de sú armario “magico”(lleva ahí,toda la vida y aún saca pelis ke no é visto) bueno……después de este lapsus sigo. Me dio “Tú perdonas, Yó no….”
    No se si me pilló con ganas o ke pasó, pero me pareció muy correcta. Me hizo disfrutar,la verdad!!
    ¿Tanto hubiera costado ke bud y Terence siguieran por ése camino? Un Abrazo.

    • Eli,

      Sí, a mí también me pareció muy correcta “Tu perdonas—yo no”, una variante de “El bueno, el feo y el malo”. Una lástima, como dices, que Spencer y Hill acabaran cargándose el SW con sus pelis circenses y no siguieran por esta línea. Saludos!!

  2. Anónimo

    Por cierto, soy Eli.

  3. Me gustó mucho “bandidos” de Massimo Dallamano http://www.youtube.com/watch?v=gj8sXNZZsbY Un tren es asaltado por la banda de Billy Kane en colaboración con un grupo de forajidos mexicanos comandados por Vigonza. Del asalto sólo se salvarán dos pasajeros, Ricky Shot que es arrojado del mismo y Richard Martin un antiguo maestro de Billy Kane del que éste aprendió todo sobre el manejo del revólver y al que abandonó para dedicarse a la delincuencia. Kane le dispara en las manos a Richard para inutilizarlo en el uso de las armas, obligándolo a apoyarse en otra persona (Ricky Shot) para encontrar venganza para lo cual deberá convertirlo en su nuevo díscipulo …

    Como curiosidad de momento no tiene ni puntuación (ni el cartel) en Filmaffinity, pero es un SW que lo considero superior a otros que son más famosos.

    • Carlos Benítez,

      Pues me han entrado muchas ganas de ver “Bandidos”, desde luego peli maldita, maldita.. ni una puta puntuación, ni crítica ni nada en FilmAffinity, eso le da un aura de película maldita que me vuelve loco. Gracias por el comentario y la recomendación y perdona el retraso, hacía meses que no me preocupaba de mi propio blog.

  4. He visto ‘Django’ hace poco y la verdad es que no me entusiasmó demasiado. Pobretona, urgente e instintiva, como todo el subgénero, con muchas reminiscencias de ‘Por un puñado de dólares’ y con un Nero que, aunque tiene su carisma propio, tampoco es Clint, superhéroe favorito de un servidor.
    Creo que si se hubiera tomado un poco menos en serio a sí misma hubiera sido mejor, aunque sí es cierto que ayuda a prefigurar el prota por excelencia del sw, ese justiciero anónimo y casi sobrenatural que más tarde acabaría incluso como figura digna de peli de terror en cintas como ‘Y Dios dijo a Caín’, nada menos que con Kisnki en plan soturno y contenido.
    Y bueno, entre sw que no hayas mencionado por aquí, me gustó bastante ‘El halcón y la presa’. Imagino que la habrás visto, pero por si te apetece revisarla dejé algunas letrillas por aquí (http://elcriticoabulico.wordpress.com/2012/04/10/el-halcon-y-la-presa/)
    Perdón por la promo y la chapa.

    • Gracias por la chapa 😉 A mi tampoco me entusiasma mucho Django aunque sí soy admirador de Franco Nero, de Corbucci es mucho mejor ‘El gran silencio’ , si no la has visto y te animas ya me contarás.
      ‘El halcón y la presa’ la menciono junto a ‘Cara a cara’ ya que forma parte de la trilogía de Sergio Sollima (solo hizo esos 3 SW), la volví a ver hace poco y disfruté con el papel de Lee van Cleef (el de siempre) y me volvió a resultar repulsivo Tomás Millián (como siempre).
      Creo que empieza a ser un clásico.

      • Siento habérmela pasado, la verdad es que solo leí sobre las que sí conocía, y las que mencionas de Sollima no las he visto y tampoco quería influenciarme demasiado para cuando lo haga. Sobre lo que dices de Millian, el tipo no dejaba de ser otra versión más de saldo del rococó de Eli Wallach…
        De ‘El gran silencio’ recuerdo haberme aburrido bastante, aunque el desenlace me pareció brutal. El asunto es que fue hace mucho y tengo la impresión de que si la volviera a ver sabría apreciarla bastante más. Igual cae algún día de estos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: